La historia, desde cualquier punto de vista, proporciona un registro de los eventos ocurridos y sus consecuencias desde un punto específico hasta la actualidad, lo que brinda información valiosa para evitar la repetición de eventos catastróficos. La historia militar no es la diferencia, de hecho, para quienes realizan estudios en el área militar, consideran que ésta es vital para la formación del criterio de los futuros oficiales, quienes se encargarán de liderar grupos militares que defenderán la nación.

¿Qué es la historia militar?

Esta es una disciplina que se encarga de analizar el registro histórico de cada conflicto armado ocurrido a lo largo de la historia de la humanidad, así como el impacto que tuvo en las diferentes sociedades, sus culturas, economía, aparte de las relaciones locales e internacionales.

Vale destacar, que existen dos tipos principales de historiadores, por una parte, están los aficionados, que suelen ser los participantes de recreaciones históricas, por lo que se encargan de prestar más atención a los detalles militares.

Por otra parte, están los historiadores profesionales, quienes se concentran en los hechos y procesos que han ocasionado un mayor impacto en las sociedades que han estado envueltas en estos eventos.

Es fácil deducir, que la historia militar se orienta al segundo tipo de historiadores. La razón es muy sencilla, los militares tienen como objetivo evitar repetir los errores del pasado y optimizar la actuación de los comandantes, ante paralelismos históricos presentes en la batalla que dirigen.

En palabras de Hermann Balk, uno de los comandantes de tropas blindadas mejor capacitados, la historia militar consiste en conducir una guerra con la experiencia ajena.

¿Cómo logra alcanzar su objetivo?

De la misma manera como el cerrajero profesional aprende técnicas y estrategias para ofrecer las mejores soluciones en todo lo relacionado con la seguridad de los clientes, quienes se están preparando para ser comandantes de las fuerzas militares de un país, deben conocer y dominar los estudios históricos militares.

Así, dominar estrategias basadas en los principios y las normas que servirán para ser aplicadas en la conducción de cualquier guerra. Para lograr esto, es necesario el estudio teórico de numerosos casos que la historia militar ofrece.

También aprenden tácticas, considerando sus principios y formas de ejecución, lo ocurrido en tantos campos de batalla que la historia explica, preparando a todos para un futuro con tantas probabilidades.

Consejos para obtener el máximo provecho de la historia militar

Los estudiantes que se están preparando para convertirse en comandantes, lo hacen con un objetivo en mente, adquirir el conocimiento para estudiar temas estratégicos y operaciones, para aprender a pensar estratégicamente, y hacer su mejor uso al momento que sea necesario. Para ello, los expertos han definido 6 pasos o etapas.

  • Aprovechar al máximo el dominio de la autoformación.
  • Entender definiciones y términos doctrinales.
  • Reconocer el conflicto y la gama de operaciones militares.
  • Reconocer la diferencia entre la ciencia y el arte.
  • Conocer los sistemas y modelos de pensamientos.
  • Adoptar el proceso de comprensión que le permita pensar más allá del nivel táctico.

Una vez que el estudiante domine estos seis pasos, estará en la capacidad de analizar el contexto, alcance y profundidad de los eventos, antes de tomar alguna decisión.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *